Visit Blog
Explore Tumblr blogs with no restrictions, modern design and the best experience.
#libros
melaly · an hour ago
Text
Los demonios
- Estoy en mi derecho, al proclamar mi incredulidad- prosiguió Kirílov, que continuaba paseando de un lado a otro-. La idea más elevada para mí es la de que Dios no existe. La historia de la humanidad me rendirá homenaje. Hasta hoy el hombre no ha hecho más que inventar a Dios para vivir sin matarse; esa es toda la historia del mundo, hasta nuestros días. Yo solo, por primera vez en la historia del mundo, me he negado a inventar a Dios. ¡Que lo sepan todos, de una vez para siempre!
3 notes · View notes
dogandcatcomics · an hour ago
Photo
Tumblr media
Tumblr media
Tumblr media
#repost @adeleverlinden Adèle Verlinden (Nantes, France, 1992-).  Small sample from her new book relating to dogs (and particularly corgis):  Polly et les trois chiens (Montreuil:  Les Fourmis Rouges, 2021).    @lesfourmisrouges.   A rough translation of the plot from the blurb:  In the land of Canidies, reigns Princess Polly, always accompanied by her faithful corgi, Waïkiki.  People and canines live in perfect harmony until the day when the latter mysteriously disappear. Polly, reckless, then goes in search of them through the woods. There she meets a terrifying monster, Salmonella, fond of dog meat, who holds the unfortunate animals prisoner. The witch is ready to spare them but only in exchange for a magic lighter, guarded by three giant dogs ...Adapted very (very) loosely from the Hans Christian Andersen's tale, the Tinderbox (Danish: Fyrtøjet)).  https://editionslesfourmisrouges.com/en/produit/polly-et-les-trois-chiens/
Second image:  Petit Pjosker (the dog) et bel Alexandre (the rooster) featured in a riso print by Verlinden for the 2021 calendar released by @lamoureditions.
0 notes
thafalort · an hour ago
Text
"...Soy el animal lanzado a la aurora
bajo un cielo que arde en purísimas llamas..."
.
.
La dificultad me condiciona,
Cada dificultad me condiciona
pero cómo evitarlo
cómo cerrar los ojos
y que no me importe morir
que el abismo pregunte por mí
y en cada puerto donde toque tierra
y sé que nada me pertenece
comience mi historia
y que ésta sea un regreso al polvo
a través de hilos oscuros.
.
.
ESDRAS PARRA
Fue poeta, ensayista, narradora y traductora transgénero Venezolana.
La verdad en sus poemas yace en mí literalidad personal, lo cual comparto el sentimiento, esperando se pueda multiplicar.
Tumblr media
Tumblr media
1 note · View note
erikafiorucci · an hour ago
Text
Libros que me han hecho llorar
Libros que me han hecho llorar
No me gusta el drama ni leer para llorar. Evito ese tipo de lecturas porque lo mío son aventuras y comedias, algo con lo que emocionarme y pasar un buen rato. Sin embargo, aquí las traigo algunas #Recomendaciones de libros preciosos que me han hecho brotar lágrimas de tristeza, de rabia, también esos que tienen la melancolía tejida en sus palabras porque el mundo es un lugar horrible. Son libros…
Tumblr media
View On WordPress
0 notes
chocoxchips · an hour ago
Text
"Estaba luchando para salvar mi vida, así que no quiero morir. Y si no quiero morir, tengo que empezar a sentirme viva".
La mujer en la ventana - A.J. Finn
Chocochips.
1 note · View note
sonido-roque-media · an hour ago
Text
Libro sobre la Virgen del Cobre
Roque Libros se viste otra vez de gala con la publicación de un tercer libro de la Dra. Olga Portuondo, dedicado a la patrona de Cuba. Una cuidada edición de 340 páginas La tercera edición de “La Virgen de la Caridad del Cobre” trae una versión actualizada y renovada de la primera editada en 1995. Su carácter transmedia le imprime un tono acorde con la nueva época que le permite conectar con el…
Tumblr media
View On WordPress
0 notes
fraja8 · 3 hours ago
Photo
Tumblr media
Shoe Dog by Phil Knight 📚 #livrofraja8 #livrodasemana ___________________________________________ #book #bookstagram #books #livro #livros #libro #libros #bookoftheweek #skateboard #livrododia #halloffame #nba #olympics #airjordan #basketball #soccer #nba #michaeljordan #philjackson #bulls #philknight #shoedog #thelastdance #jordanrules #mambamentality #blackmamba #kobebryant #thejordanrules #nikesb (em Nike World Headquarters) https://www.instagram.com/p/CO-WtJYs9Jx/?igshid=1t6w80npag4gq
0 notes
untipomassobreelsuelo · 3 hours ago
Quote
El lenguaje encrático (el que se produce y se extiende bajo la protección del poder) es estatutariamente un lenguaje de repetición; todas las instituciones oficiales de lenguaje son máquinas repetidoras: las escuelas, el deporte, la publicidad, la obra masiva, la canción, la información, repiten siempre la misma estructura, el mismo sentido, a menudo las mismas palabras: el estereotipo es un hecho político, la figura mayor de la ideología.
Roland Barthes
0 notes
elrinconfelizdekaren · 4 hours ago
Text
-Debería marcharme. La melodía se desmorona en las cuerdas al tiempo que Toby levanta la mirada —¿Qué? Pero si ni siquiera te conozco. —Exacto —contesta ella, y se dirige al dormitorio para recoger su ropa. —Pero quiero conocerte —dice Toby apoyando la guitarra en el suelo y siguiéndola por el apartamento, y ese es el momento en que nada parece justo, la única ocasión en que siente una ola de frustración que amenaza con romperse. Porque ha pasado semanas conociéndolo. Y él ha pasado unas horas olvidándola.
-La Vida Invisible de Addie LaRue.
0 notes
Text
Me costará,
créeme que me costará
bastante asimilarlo,
serán muchas noches
de insomnio y
un tanto de lágrimas
derramadas en la almohada,
sin embargo,
lo voy a entender,
aunque no quiera,
tendré que hacerlo...
Y aceptaré que ya no somos,
que no fuimos,
que nunca seremos,
que esta historia acabó
antes de lo debido,
que me quedaré solamente
con los recuerdos
y que a pesar de todo
no debo guardar rencores,
te tendré un cariño
inmenso y te desearé
siempre lo mejor.
Lograré aceptarlo,
y cuando lo haga...
Brindaré por todo
lo que pudimos ser. ✍🏼
.
.
.
~CvR 💞
Tumblr media
0 notes
Photo
Tumblr media
Alguien ha dicho que Las aventuras de Tom Sawyer es, ante todo, un libro de memorias. Y, en efecto, el relato de las cosas que le suceden a Tom Sawyer en esa pequeña ciudad a orillas del Mississippi bien puede ser una rememoración de la niñez de Mark Twain. A través de los ojos de sus personajes, el autor nos ofrece la visión de una doble realidad: la del mundo infantil, primitivo, que el lector adulto ya ha perdido, y la del mundo adulto, confuso e ilógico, asentado en unas convenciones que no resultan ser preferibles en ningún aspecto a los códigos de valor de un niño. Es esta una novela que no olvidará ningún lector joven y que acaso hará recordar y sonreír al adulto. ⠀ ⠀ ⠀ ⠀ #comunidaddelectoresdominicanos #libros #reseña #recomendacionesCLD #añadecapitulosatuvida (en Dominican Republic) https://www.instagram.com/p/CO-OYMbrQJG/?igshid=1n2ulajymi5gj
0 notes
dyskolo · 5 hours ago
Text
La condesa feminista introduce la novela de detectives en España
Reseña de La gota de sangre y otros relatos policíacos, de Emilia Pardo Bazán (Ediciones Dyskolo)
Por Jesús Aller
Tumblr media
Emilia Pardo Bazán fue una de las pocas mujeres que consiguieron hacerse oír en aquel mundo masculino que era la literatura española de finales del XIX y comienzos del XX.
Eximia cuentista y autora de varias novelas inmortales, su ingenio se prodigó a través de todos los géneros, en una trayectoria brillante, marcada siempre por la justa rebeldía contra la subordinación impuesta a las mujeres en su época, de la que ella misma fue víctima a pesar de su alta cuna. En una ocasión dijo: “Si en mi tarjeta pusiera Emilio, en lugar de Emilia, qué distinta habría sido mi vida.”
Una muestra de la versatilidad de su genio son sus aproximaciones a la literatura policial, de la que es considerada introductora en España. Entre sus trabajos en esta línea destaca “La gota de sangre”, una novela corta de 1911 en la que ofrece un contrapunto a las de Arthur Conan Doyle, su autor más reputado en aquel momento. Así, frente al puro mecanismo racional de éste, ella teje un argumento penetrado de sutilezas psicológicas y morales, que enfatiza la dimensión pasional y revela cómo resolver crímenes puede ser a la vez una cura para la neurastenia indolente del protagonista y un acicate para la imaginación del lector.
“La gota de sangre”, acompañada de tres relatos breves de nuestra autora, también de género detectivesco: “La cana”, “Nube de paso” y “La cita”, acaba de aparecer en el catálogo de Dyskolo, sello especializado hasta ahora en libros electrónicos y que con esta obra realiza una de sus primeras incursiones en la edición en papel.
La trayectoria de una intelectual
Nacida en 1851 en una familia de la aristocracia gallega, Emilia Pardo-Bazán y de la Rúa-Figueroa mostró desde niña una gran pasión por los libros, y aunque no pudo asistir a la universidad, vedada a las mujeres en aquel tiempo, recibió una esmerada instrucción a través de lecturas y tutores, que le permitió en seguida manejarse con soltura en francés, inglés y alemán. En 1868 se casó en el pazo de Meirás, propiedad de su familia, con José Quiroga y Pérez Deza, un joven estudiante de derecho, también de origen noble. Tuvieron tres hijos y se separaron en 1884 de manera amistosa, en un momento en que ella buscaba su camino en la literatura más allá de las estrechas convenciones en que había sido educada. Fue entonces cuando la intensa relación epistolar que mantenía con su admirado Benito Pérez Galdós se transformó en un idilio que duró varios años para regresar luego a la amistad.
Emilia comienza su carrera literaria en 1876 con un estudio sobre el padre Feijoo y su primer poemario, Jaime, que lleva el nombre de su primogénito recién nacido. Su producción es muy abundante a partir de ese momento, y abarca numerosas novelas, cuentos, ensayos, piezas dramáticas y libros de viajes. En 1883 reúne en La cuestión palpitante los artículos periodísticos en los que había elogiado a Émile Zola y el naturalismo francés. El escándalo fue mayúsculo, pues muchos, entre ellos su buen amigo Marcelino Menéndez Pelayo o su propio esposo, no supieron entender la fascinación de una joven aristócrata y madre de familia por aquella literatura “atea y pornográfica”. Sin embargo, ese mismo año, ella reincide con La tribuna, novela en la que retrata ambientes obreros y cuya protagonista es una cigarrera consciente y valerosa, cruelmente engañada por un “señorito”. Con esta obra, anterior a otras emblemáticas de Galdós o Blasco Ibáñez, puede decirse que el proletariado hace acto de presencia en las letras hispanas.
Esta orientación naturalista encontrará su clímax en las dos novelas más conocidas de nuestra condesa: Los pazos de Ulloa (1886-1887) y La madre naturaleza (1887), pinturas de la decadencia de la nobleza terrateniente galaica, que sirven de marco, en la segunda obra, a los amores entre dos jóvenes hermanos que no saben que lo son. En los años siguientes, sin embargo, Emilia matizará su admiración por su tocayo francés, y dejará lugar en sus relatos para una inspiración cristiana en la que se ha querido ver la influencia espiritualizante de Lev Tolstói.
A través de estos cambios de tendencia y estilo, y a pesar del conservadurismo político que siempre caracterizó el pensamiento de Pardo Bazán, una constante en su obra, y hay que decir también que en su vida, fue la preocupación por los derechos de las mujeres. Garantizar su acceso a la educación en igualdad de condiciones con los varones, así como a todas las labores y actividades acaparadas por éstos, era para ella una meta esencial que reclamó en ensayos como La mujer española (1890). Ella misma fue rechazada por su sexo y a pesar de sus reconocidos méritos, nada menos que en tres ocasiones, por la Real Academia de la Lengua (en 1889, 1892 y 1912), aunque fue la primera en presidir la sección de literatura del Ateneo de Madrid, o en ocupar una cátedra de literaturas neolatinas en la Universidad Central (en 1916). Emilia Pardo Bazán falleció en Madrid, por complicaciones de la diabetes que padecía, en mayo de 1921, hace justo cien años.
Tumblr media
“La gota de sangre”: la investigación detectivesca como terapia psicológica
La autora de Los pazos de Ulloa incursiona en el género policial con una serie de relatos publicados en los primeros años del siglo XX, cuyo fruto más granado es “La gota de sangre” (1911), una novela corta en la que ofrece su visión de los derroteros que a su juicio debía seguir este tipo de literatura. El protagonista-narrador es Ignacio Selva, un joven de clase acomodada que se nos presenta así al comienzo de la obra: “Para combatir una neurastenia profunda que me tenía agobiado –diré neurastenia, no sabiendo qué decir–, consulté al doctor Luz, hombre tan artista como científico.” Constátese el carácter simbólico de los dos nombres: Luz y Selva; es decir, racionalidad frente a complejidad psicológica. El tratamiento propuesto es que el paciente busque la forma de apasionarse por la vida, y ante su negativa a recurrir para ello a amores o viajes, que ya no le producen sino enfado y tedio, el médico le ofrece como alternativa la “exploración de almas”. Así arranca un relato que en sus ocho capítulos nos va a ir desvelando la personalidad del protagonista a la vez que se encadenan los acontecimientos.
El primer episodio es un raro altercado en el teatro de Apolo, donde Selva es increpado sin razón por un conocido, Andrés Ariza, que luego se disculpa. Pero lo más extraño es la diminuta mancha roja que Selva descubre en la pechera de la camisa de éste. Sigue después el encuentro por el protagonista del cadáver de un hombre asesinado en las proximidades de su casa, cuando de madrugada regresa a ella. Por la noche, a través de un duermevela confuso una idea se impone en su mente: “La convicción del crimen originaba mi fiebre. Lo comprendía: lo único que llegaba adentro, que rompía la gris uniformidad de la civilización era el crimen. El sabor amargo y salado del crimen había quitado de mi paladar la insipidez del tedio.”
Selva se ha convertido en otro hombre; a la mañana siguiente, requerido por el juez y sabiéndose sospechoso, se compromete ante él a resolver el caso en el plazo de tres días. Poco después, cuando en el registro de su domicilio aparece un envoltorio con pertenencias del asesinado, Selva deduce que ha sido arrojado a través de la ventana abierta con la intención de inculparlo, y por las trazas del paquete supone que hubo de ser confeccionado por una mujer.
El misterio comienza a desvanecerse tras una extraña intuición que en el hotel de Londres, en el que se hospedaba el muerto, le hace preguntar a Selva si éste había sido visitado por Ariza. Cuando la respuesta es afirmativa, cree haber dado con uno de los asesinos. Repasa entonces mentalmente el vecindario en busca de su posible cómplice femenina y la mejor candidata es Julia Fernandina, conocida como Chulita, lozana andaluza con fama de exprimir a sus amantes. Espoleado por esta idea, recuerda una conversación oída en la Peña en la que se hablaba de un idilio entre ella y Ariza. Nuestro detective aficionado cree haber resuelto el caso; la identidad de los asesinos ha sido desvelada y queda sólo reunir pruebas contra ellos.
Selva ataca de inmediato. Visita disfrazado a Chulita y le hace creer que ha sido abandonada por Ariza. Obtiene así su confesión, pero seducido y ofuscado cuando ella se le ofrece, se compromete a dejarla escapar, lo que de alguna forma siente que lo convierte en cómplice del crimen. Al salir de casa de ella, pone todos sus descubrimientos en conocimiento del juez. No obstante, como la policía no da con Ariza, es él mismo quien lo logra tras una nueva inspiración que le hace aguardar escondido en el portal de Chulita. Cuando el asesino aparece, Selva le advierte que está acorralado y le brinda la opción honrosa del suicidio.
La obra concluye con las impresiones del protagonista, que se muestra muy satisfecho de la experiencia. Ha descubierto su vocación de policía aficionado y está dispuesto a viajar a Inglaterra para aprender bien el oficio y regresar luego a ejercerlo “en este Madrid, donde reinan el misterio y la impunidad. Traeré al descubrimiento de los crímenes elementos novelescos e intelectuales, y acaso un día podré contar al público algo digno de la letra impresa.”
“La cana”, “Nube de paso” y “La cita”: más crímenes en busca de aclaración
Los otros tres relatos incluidos en el volumen remarcan la originalidad y buen hacer de nuestra autora en el género policíaco. “La cana”, de 1911 al igual que “La gota de sangre”, comparte con él algunas características. Así, su joven protagonista es culpado de un crimen para el que no tiene coartada, y resulta aquí también un pequeño detalle, la misteriosa cana del título, colgando de un botón del asesino, la prueba de cargo para incriminar a éste. La atmósfera onírica nos lleva por el ambiente invernal y sombrío de una ciudad provinciana en una pesadilla que sólo concluye cuando un destello de luz en la mente del agobiado muchacho le hace recordar la minucia que demostrará su inocencia.
“Nube de paso”, del mismo año, representa una vuelta de tuerca en la destreza que la autora atribuye a sus detectives. En un tour de force, simplemente escuchar los pormenores de un crimen ocurrido trece años antes sirve a un perspicaz contertulio para resolverlo, aunque como es común en estos casos, su exceso de inteligencia va acompañado de cierta candidez por parte de todos los que habían tratado previamente de hacerlo.
Por último, “La cita”, de 1909, se basa como “La cana” en el motivo de la encerrona al protagonista, que se enfrenta aquí también a un habilidoso plan para que parezca culpable de un crimen. En esta ocasión, sin embargo, no hay ningún indicio que aclare el misterio y ponga en evidencia al asesino, con lo que el desenlace queda abierto.
El inicio de la novela policial en España
Suele considerarse “La gota de sangre” como el origen del género detectivesco en España. Éste se va a caracterizar, más allá de las truculencias y la sangre de las “novelas de crímenes” que se escribían hasta ese momento en el país, por el planteamiento del asesinato como un reto intelectual, que sólo podrá ser superado por la agudeza del protagonista, en la línea de lo que se encontraba ya por entonces en la literatura en inglés o francés. Partiendo de los antecedentes en estas lenguas, Pardo Bazán aporta al género elementos novedosos que serán importantes en su evolución posterior.
“La gota de sangre” inaugura, pues, un nuevo género entre nosotros, pero vindica además el que va a ser rasgo esencial de éste, el placer de resolver misterios, al detallar el descubrimiento, por un joven ocioso, de la vocación que ha de librarlo de la neurastenia que padece y dar sentido a su vida. Un argumento así prometía ciertamente continuidad, y hoy se sabe que Pardo Bazán trabajó en otro episodio con el mismo protagonista, tras el hallazgo entre sus manuscritos de uno, inédito e incompleto, titulado precisamente “Selva”. Está éste constituido por 168 cuartillas llenas de tachaduras, que evidencian un infructuoso intento de pergeñar una secuela de“La gota de sangre”.
Respecto a la técnica usada por la autora en la construcción de sus relatos policiales, tanto en “La gota de sangre” como en “La cana”, estos pequeños objetos del título actúan como goznes sobre los que gira la acción, pues ofrecen indicios misteriosos de la tragedia violenta y terminan propiciando la resolución del crimen. Esta estructura narrativa en la que todo descansa sobre una mínima base material tiene un gran atractivo literario. Además, como hemos visto, la investigación progresa gracias más que nada a la intuición de los protagonistas y a su capacidad de recordar detalles esenciales. Hallamos esto en “Nube de paso” y “La cana”, y también en “La gota de sangre”, pues es lo que lleva a Selva a preguntar por el asesino en el hotel de Londres, a rememorar una conversación oída hace tiempo en la que se le emparejaba con Chulita o a aguardar al final en el portal de ésta. Es dentro de sí mismo donde el detective debe acudir para resolver el crimen.
Otro rasgo característico de “La gota de sangre” es el minucioso acercamiento a la personalidad de Ignacio Selva, un joven acomodado, consciente de su preeminencia social, neurasténico pero confiado en sus fuerzas. Es revelador cómo ante la situación apurada en que lo pone el descubrimiento de un hombre asesinado junto a su casa y sabiéndose sospechoso, él se permite tratar con aires de superioridad al juez y la policía y comprometerse a descifrar el caso. En su episodio con Chulita, lo domina más que nada un impulso caballeresco que lo hace cómplice del crimen. Así, le dice luego a Ariza: “Como me repugnaba enviar al patíbulo, o siquiera a presidio, a una mujer, yo he asegurado la fuga de Chulita.” En la escena final, triunfa otra vez el espíritu de clase cuando sugiere al criminal que salve su honor: “Usted ha sido siempre, a pesar de sus vicios, un caballero, por la clase social a que pertenece.”
“La gota de sangre” puede considerarse un experimento con el que Pardo Bazán exploró las posibilidades del género policial más allá del racionalismo y los alardes deductivos de Conan Doyle, referencia indiscutible en aquellos momentos. En su busca de nuevas vías, nuestra autora opta por analizar las circunstancias sociales y anímicas del crimen, y dibujar un acabado retrato del protagonista desde estas perspectivas, atenta a sus emociones y conflictos morales. Su intento sirvió para echar a rodar el género en España y también para reivindicar la intuición como arma del detective, elemento que va a imperar después en maestros del suspense psicológico como Georges Simenon o Patricia Highsmith.
La gota de sangre y otros relatos policíacos
Emilia Pardo Bazán
1ª edición abril 2021
Ediciones Dyskolo
ISBN: 978-84-685-5715-1
ISBN (epub): 978-84-685-5716-8
Blog del autor: http://www.jesusaller.com/
0 notes
arantxaserrano · 8 hours ago
Text
Manuscritos Perdidos: Clan Filo del Destino - Cap. 1 Tontos y Seguidores
Manuscritos Perdidos: Clan Filo del Destino – Cap. 1 Tontos y Seguidores
Autor J. Robert King (2010) – copyright 2014 por ArenaNet, LLC. Todos los Derechos Reservados 1  TONTOS Y SEGUIDORES – ¡No te muevas! – El enorme lobo levantó la erguida cabeza y los abrasadores ojos. – Quédate exactamente así.  Nadie más en el mundo podía ordenar a Garm quedarse quieto. Era, después de todo, un lobo terrible de metro y medio de alto hasta el hombro y ciento veintiocho kilos,…
View On WordPress
0 notes
algunoslibrosbuenos · 8 hours ago
Text
Hoy en el blog Raquel San Martín @tinta_rachel reseña el libro #Pleamar de Antonio Mercero
«una novela adictiva» @AlfaguaraES
https://algunoslibrosbuenos.com/pleamar-resena
0 notes
soy-mi-ausencia · 8 hours ago
Quote
Si aquellos a quienes comenzamos a amar pudieran saber cómo éramos antes de conocerlos podrían percibir lo que han hecho de nosotros
Albert Camus
19 notes · View notes
No podemos estar juntos porque hay demasiadas olas en nuestra contra, porque el amor se ha olvidado de que existimos y no quiere hacernos el favor de unirnos aunque sea solo por una vida.
3 notes · View notes
Querido amor tóxico, me marcho, pero antes de que me veas partir para no volver quería decirte una última cosa: ojalá aprendas que el amor es completarse, no competir, ojalá aprendas que en la relación o se respeta o se cae en picado, ojalá te des cuenta que merecía más...que merezco más...Me has desgastado emocionalmente y seguramente sigas intentándolo...pero no...Ya has cumplido tu misión de dejarme sin fuerzas...así que ya me puedo ir para recomponerme y no a tu lado.
1 note · View note